Los baños de sonido son una antigua tradición que se esta volviendo una tendencia en muchas partes del mundo. Es una experiencia mágica que puede llevarnos a emociones insospechadas y a experiencias interiores que pueden darnos mucho que pensar… pero… ¿Qué se hace realmente en los baños de sonido?…

Cuencos tibetanos, gongs, campanas de viento, cuencos de cristal, tambores y palos de lluvia: estos son algunos de los instrumentos utilizados en los baños de sonido, una antigua práctica de curación que ahora está en auge.

“Cuando fui a mi primer baño de sonido, pensé que seria simplemente relajarse en una esterilla de yoga y escuchar a un sanador golpear unos cuencos tibetanos para vaciarme del estrés de la semana de trabajo. La verdad que no esperaba que ocurriera nada más profundo. Pero eso no fue lo que pasó…

Desde el primer golpe del gong, mi cuerpo comenzó a temblar. El sonido resonó en mi pecho, y sentí como si se hubiera soltado y liberado alguna energía tóxica que tenia profundamente arraigada y que estaba estancada dentro de mí. Me inundo un sentimiento de amor propio y autoaceptación y mis ojos se llenaron de lágrimas.”

Ahora, hay a personas a las que no les ha funcionado tan bien y les a parecido una perdida de tiempo y dinero. Creo que si no se va con una mente abierta y una vibración positiva, es probable que no funcione de una manera correcta, ya que estamos poniendo ciertas barreras entre la experiencia y nosotros.

Guía realizando baños de sonido a través de cuencos tibetanos.

¿Cómo funcionan los baños de sonido?

Un baño de sonido puede incluir una gran cantidad de instrumentos, incluida la voz humana. Las vibraciones de las ondas sonoras hacen resonar nuestro cuerpo de una manera que no puede explicarse hasta que se vive. Tienen un efecto relajante y sanador en la mente, el cuerpo y en el espíritu.

Uno de los sonidos mas penetrantes son los que emanan de los cuencos de cristal. Están fabricados a base de cuarzo triturado y transmiten las energías curativas que están presentes en los cuarzos. En muchas ocasiones además se usan instrumentos asiáticos como gongs, cuencos para cantar, flautas indias, palos de lluvia africanos y flautas de pan de los pueblos indígenas de América del Sur.

Los participantes de los baños de sonido, generalmente se acuestan en el piso sobre colchonetas de yoga o mantas y se relajan con los ojos cerrados mientras un guía va tocando los instrumentos. Esta técnica también es muy usada para guiar a los participantes a través de meditaciones curativas y visualizaciones.

“Relaja el cuerpo, despeja la mente subconsciente y activa los sistemas de curación naturales del cuerpo. Pone a prueba tu sistema nervioso parasimpático, para que tu cuerpo pueda relajarse y puedas curarte a ti mismo “

Cómo el sonido puede curarte

Estas terapias basan sus sonidos sobre el “tono milagroso” de los 432 hz. Esta es una frecuencia de onda de sonido curativa que emiten algunos de los instrumentos como por ejemplo los cuencos de cristal. Se dice que la música creada a partir de los 432 Hz, resuena dentro del cuerpo, liberándonos de bloqueos emocionales y alineándonos con los latidos del corazón del universo. 

Los 432 Hz tiene sus raíces en la historia musical, la geometría, la ciencia y la arquitectura. Desde las pirámides egipcias hasta Stonehenge y la resonancia Schumann, se han descubierto numerosas coincidencias con este número en diferentes rincones del mundo.

Casi toda la música que escuchas a diario, ya sea en tu coche de camino al trabajo o en los altavoces de un restaurante local, está sintonizada en 440 Hz. Esta ha sido la sintonización estándar internacional desde mediados del siglo XX. Sin embargo, cuando cambiamos nuestra sintonía a 432 Hz, aunque es solo una diferencia de 8 ciclos por segundo, hay un cambio notable en nuestra disposición física. Esto ha sido probado por investigaciones científicas.

Los sanadores de los baños de sonido dan fe del poder curativo de estas frecuencias, afirmando que además pueden alinear y equilibrar los chakras, así como también sanar el cuerpo a nivel celular. 

“432 Hz es una vibración especial de paz y amor, y se encuentra en la naturaleza”, comenta uno de los guias. “Cura el trauma emocional que hemos estado llevando y los patrones que ya no nos sirven. El gong puede eliminar los bloqueos energéticos y luego los cuencos pueden ayudar a reajustar el flujo de energía “.

Personas recibiendo una terapia con sonidos relajantes.

¿Hay alguna ciencia que respalde esto?

Tamara Goldsby, psicóloga investigadora y miembro de la facultad de la Universidad de California en San Diego, realizó un estudio sobre el efecto de la meditación con cuencos, en las emociones negativas como la ansiedad y la depresión. Ella es de las únicas investigadoras que hasta la fecha ha realizado algún estudio de sobre cómo los baños de sonido afectan a la psique.

Su investigación descubrió que los cuencos tienen un efecto de alivio en la tensión de las personas, aliviando los síntomas de depresión, ansiedad, dolor físico y aumentando los sentimientos de bienestar espiritual.

“Necesitamos recuperar algunos de estos métodos antiguos de curación que han existido durante siglos, si no milenios, y tratar los problemas con una base de curación más natural.”

“Básicamente, las personas viven estresadas en la sociedad actual y los baños de sonido provocan una respuesta de relajación en el cuerpo: nuestros músculos se relajan, nuestra presión arterial se reduce, nuestra frecuencia cardíaca baja…”, comenta Tamara.

“El estrés crónico en nuestro cuerpo y mente está muy relacionado con enfermedades físicas, enfermedades cardiovasculares, diabetes y problemas de salud mental. Así que transformar este estrés crónico es algo muy importante que debemos hacer “.

“La medicina actual está utilizando ondas de sonido en el campo médico para tratar diversas enfermedades, por lo que si lo piensas, las implicaciones para el campo médico son bastante profundas”.

Esta es una buena noticia: los baños de sonido son una forma bastante económica y segura de reducir la tensión. Muchas personas recurren a medicamentos para aliviar los síntomas de depresión y ansiedad, y por supuesto, estos pueden ser imprescindibles para algunos. Pero hay razones para aumentar la conciencia y el acceso a prácticas alternativas de curación, sobre todo para aquellos que no reciben ayuda para los medicamentos, no pueden pagarlos o para aquellos que experimentan efectos secundarios adversos.

Si tienes dudas sobre los baños de sonido, prueba uno

Si puedes encontrar un baño de sonido que tenga un precio razonable, podrías intentarlo y ver cómo funciona para ti. Después de todo, no existe ningún mal en el echo de acostarse y escuchar un montón de sonidos relajantes con los instrumentos de curación.

Creo que si la mayoría de las personas experimentaran un baño de sonido, sentirían los beneficios y entenderían por qué es importante. Yo simplemente animaría a todos a tener una mente abierta y probarlo. Siempre es bueno salir y experimentar cosas por uno mismo. Ten en cuenta que dependiendo de cada persona, los resultados pueden ser distintos.